Real, Ilustre y Venerable Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias. CUENCA.
Real, Ilustre y Venerable Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias. CUENCA.

Solemne Traslado Procesional de Nuestra Señora de las Angustias 2016

Primeros Traslados de Ntra. Sra. de las Angustias. Años 50. Foto Luis Pascual

El próximo día 19 de marzo de 2016, se celebrará la Solemne Procesión de Traslado de Nuestra Señora de las Angustias desde la Parroquia de Nuestra Señora de la Luz hasta el Convento de las RR. MM. Concepcionistas Franciscanas de la Puerta de Valencia. 


La hora prevista para el comienzo del mismo será las 19:00 horas, recorriendo las calles Virgen de la Luz, Calderón de la Barca, Plaza de la Constitución, Calle del Agua, Calle Tintes y Puerta de Valencia, estando estimada su llegada en torno a las 20:30 h.


El paso procesional será portado por cuarenta banceros, participando tanto los del paso de la Titular como los del paso de Cristo Descendido, que se turnarán en la Plaza de la Constitución para llevar sobre sus hombros a la Virgen de las Angustias.


Todos ellos vestirán de calle con traje, corbata y zapato oscuro. Los banceros que no ejercen como tales en cada momento, irán a ambos lados del paso flanqueándolo. Tras la Virgen, se situará  el párroco de la ermita de la Virgen de la Luz. Tras él, la Junta de Diputación y autoridades participantes. Y cerrando el cortejo, todos los cofrades y fieles que deseen acompañar a la Santísima Virgen en su trayecto hasta el Convento de la Concepción Franciscana, donde quedará preparado el paso procesional para el Viernes Santo y expuesto hasta el día de la procesión para recibir culto y veneración. 


Abrirá marcha anunciando el paso de la Madre, la Banda de Cornetas y Tambores de la Junta de Cofradías.


Se pide a todos los cofrades, que en esta tarde víspera del Domingo de Ramos, acompañen a su imagen titular dando testimonio de su pertenencia a la Cofradía y, lo que es más importante, de su amor y compromiso con la Virgen de las Angustias, prestándole la solemenidad que este acto requiere.

Imágenes del Solemne Traslado 2014

El Traslado de 2014, estrenó nuevo recorrido -el que se seguirá el presente año. Al finalizar el mismo, la Real Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias recibía la Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil. 

El Traslado de Nuestra Señora de las Angustias en la Historia:

 

Foto Luis Pascual

La recuperación del Solemne Traslado de Nuestra Señora de las Angustias desde la Ermita de la Virgen de la Luz hasta el templo desde el que se producirá su incorporación a la procesión En el Calvario, podríamos decir que supone ante todo, la salida en forma de procesión de la imagen titular de nuestra Cofradía fuera de la jornada prevista en sus Constituciones y Reglas al medio día del Viernes Santo. Sin embargo, no es esta una cuestión que resulte absolutamente novedosa e inédita, pues encontramos antecedentes de ello en fechas muy distantes de la actual.

 

Precisamente, el germen actual de esta incorporación en la manera de mejorar la solemnidad de todo aquello que afecta a la Virgen de las Angustias por parte de la hermandad que le rinde culto, encuentra en dichos antecedentes un punto de referencia y de partida, conjugando las intenciones actuales con aquellas que inspiraron una práctica semejante años atrás.

 

La primera referencia escrita en los archivos de la Cofradía de la Virgen de las Angustias, hay que fecharla el 24 de marzo de 1955, en el segundo punto del orden del día del acta del Capítulo Ordinario, donde se acuerda realizar las gestiones oportunas a fin de que el Domingo de Ramos de aquel año se celebre un Rosario de la Aurora y, el día 17 de abril, Domingo de Cuasimodo, un Rosario de Penitencia. El primero, consistía en el traslado de la talla de la Virgen en procesión desde su sede canónica hasta la parroquial de El Salvador, siguiendo prácticamente el mismo trayecto que el empleado en 2010; el segundo Rosario, seguía el orden inverso, atravesando en este caso las calles Carretería y Calderón de la Barca. Todo ello, un año después de la ruptura de la unificación entre la Cofradía de las Angustias y la Hermandad de Nuestra Señora de la Amargura. Una separación que como sabemos se había hecho efectiva el 4 de abril de 1954.

 

Sin embargo, esta referencia a los Rosarios, introducía realmente como novedad la incorporación del Rosario de la Aurora, pues el de Penitencia se venía llevando a cabo al menos desde dos años antes. Así lo atestigua la información recogida en OFENSIVA, los días 12 y 13 de abril de 1953:

 

"Esta mañana a las nueve, tendrá lugar una solemne procesión de penitencia en desagravio a Nuestra Señora la Virgen de las Angustias, por las irreverencias cometidas durante la Semana de Pasión.

Esta procesión, organizada por la R.I.V. Cofradía de la Virgen de las Angustias, tendrá su salida a la hora indicada de la parroquia de El Salvador, finalizando en la ermita de San Antón y pasando por la Avda. de José Antonio.

A la misma quedan invitadas todas las Cofradías y público en general, advirtiendo que nadie debe vestir equipo de nazareno.

Un día más tarde leemos…Una Gran devoción popular caracterizó la procesión de penitencia de Nuestra Señora de las Angustias. Asistieron Miles de fieles.

Anoche, a las nueve, salió de la parroquia de El Salvador la procesión de penitencia de desagravio a Nuestra Señora de las Angustias por las irreverencias que se hayan podido cometer durante la pasada Semana Santa.

Abría la procesión la Cruz Parroquial y seguían largas filas de hombres portando la mayoría velas encendidas. En el centro iban los hermanos mayores de todas las cofradías con los cetros respectivos, estandartes y banderas. Seguía la Schola Cantorum de los seminaristas, y a continuación, la presidencia de la hermandad constituida por el presidente honorario y Director Espiritual, D. Simón Calvo Pina, por el Hermano Mayor Presidente, señor Cano Guijarro y por el Hermano Mayor Vicepresidente, señor Cañas de la Iglesia.

Tras la bandera de la Hermandad, el paso de la Virgen de las Angustias a hombros de banceros descubiertos. Seguían a la imagen numerosas señoras, cuyo número al llegar la procesión a la Avda. de José Antonio aumentó extraordinariamente.

Miles de fieles presenciaron el paso de la procesión, sumándose con su silencio al propósito de la misma. El Comercio apagó sus luces en señal de respeto y reverencia al paso de la venerada imagen.

Durante todo el itinerario se fue rezando el Santo Rosario y al llegar a la puerta de la ermita de la Virgen de la Luz, se rezó una salve con lo que se dio por terminada la procesión".

 

Es propósito de la Cofradía repetir esta procesión de desagravio en años sucesivos.

Casi con toda certeza fue este el primer año que se celebró al tenor de las palabras del periodista. Si prestamos veracidad a todo lo incluido en estas informaciones, destacan poderosamente varios asuntos. Por un lado, la enorme capacidad de convocatoria, y por otro, la presencia de representaciones de todas las hermandades de la Semana Santa. Y ciertamente, no deja de sorprender el título asignado al acto religioso: Procesión de Penitencia de Desagravio a Nuestra Señora de las Angustias por las irreverencias que se hayan podido cometer durante la pasada Semana Santa.

Una práctica que en 1955 parecía haberse consolidado:

 

"Ayer, a las ocho de la noche, salió en procesión de la parroquia de El Salvador, la imagen de Nuestra Señora de las Angustias a fin de reintegrarse a la Ermita de la Patrona Nuestra Señora de la Luz como tradicionalmente se viene haciendo.

Figuraban en la misma todos los estandartes de las Hermandades de la ciudad, con sus Hermanos Mayores al frente, formando en fila los alumnos del Seminario de los Padres Paules.

Tras el paso, que era portado a hombros, figuraba la presidencia religiosa compuesta por el Rector del Seminario de los Rvdos. PP.Paules, Padre Rábanos, el Beneficiado de la S.I.C.B., D. Jesús Ayllón y el Capellán de la Prisión Provincial. Seguían a la Virgen más de cuatrocientas mujeres que entonaban la Salve conjuntamente con la Schola Cantorum del Seminario.

El paso por la Avda. de José Antonio que se realizó a las nueve de la noche, sumó a esta procesión a millares de personas que acompañaron a nuestra venerada Virgen de las Angustias hasta San Antón, resultando en general un grandioso acto de piedad".

 

Curiosamente, no encontramos referencias escritas del Rosario de la Aurora, si bien tenemos constancia de que al menos en una ocasión –probablemente en 1955- éste se llevó a cabo. Prueba de ello es la fotografía de Luis Pascual que se reproduce para ilustrar este aspecto de nuestra historia pasada. Una magnífica fotografía en la que se observa a los banceros vestidos todos de forma similar con el uniforme de Falange. A ambos lados, hermanos dando cobertura al paso procesional. Y tras ellos mujeres rezando y la Banda de Falange. Dado lo intempestivo de la hora, en torno a las ocho de la mañana, es escaso el público al paso del Traslado, al menos en este tramo del recorrido.

 

En Capítulo Ordinario de Cabildo de seis de mayo de 1957, el Secretario, Sr. Encinas, propone agradecer a los Padres Paules su colaboración continuada y muy destacada en el Rosario de Penitencia a lo largo de estos años precedentes. Y por ello, se les hará entrega de una imagen de la Virgen de las Angustias idéntica a la que se puede contemplar en las capillas de la Visita Domiciliaria.

En base a los escasos datos obrantes en nuestra Cofradía y las mínimas referencias periodísticas localizadas, el 20 de abril de 1958, debió ser el último año en que el traslado de vuelta de la Sagrada Imagen de la Virgen de las Angustias tuvo lugar de esta forma solemnísima.

 

OFENSIVA  de 22 de abril de 1958:

"Más de un millar de personas, en la procesión con la Virgen de las Angustias.

El pasado domingo, día 20, se llevó a cabo la procesión de acompañamiento a la Santísima Virgen de las Angustias, desde la Iglesia parroquial de El Salvador, hasta el Santuario de la Virgen de la Luz, donde habitualmente tiene su altar la citada imagen de la que son cofrades copioso número de hermanos.

La procesión, que no tiene carácter oficial ya que es de simple acompañamiento desde el templo donde termina el desfile procesional del Viernes Santo, reviste cada año más esplendor y una rotunda prueba del fervor mariano que la ciudad siente manifestado de forma especial en esta advocación de la Virgen Copatrona.

Iniciaba el desfile la cruz alzada, portada por acólitos y seguían en el centro representaciones de otras cofradías, portando el cetro representativo de las mismas. A ambos lados de la calle, numerosos hombres en hileras y con velas encendidas, continuaban la marcha. Después la Schola Cantorum del Seminario Conciliar de San Julián, daba escolta a la venerada imagen, entonando cantos religiosos.

Detrás de la imagen de la Virgen de las Angustias, que era portada a hombros por treinta banceros, se aglomeraba una multitud de señoras –muchas de ellas penitentes descalzas- que a lo largo de todo el itinerario fueron cantando el Santo Rosario, calculando su número por encima del millar.

La presidencia eclesiástica corrió a cargo del presbítero D. Ángel Jiménez Corbera, asistido por diácono y subdiácono, todos ellos revestidos con los ornamentos litúrgicos apropiados.

La procesión se inició hacia las siete y media de la tarde, cruzando por la Avda. de José Antonio alrededor de las nueve de la noche y terminó en San Antón hacia las nueve y media".

 

A partir de este momento, el rastro documental se pierde y los testimonios aventuran que no se volvió a repetir en los próximos años. Lo que si parece quedar patente, es que el Rosario de Penitencia se llevó a cabo durante seis años de forma ininterrumpida, mientras que el de la Aurora debió celebrarse tan sólo en una o dos ocasiones. El primero contó con una gran presencia de fieles y un aparato organizativo que involucraba incluso a las cofradías de la Pasión, realizándose de forma rápida, no tardando en ello más de una hora y media.

 

                                                                             José Manuel Vela Velasco

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Real, Ilustre y Venerable Cofradía de Ntra. Sra. de las Angustias.Cuenca

Contacto


CALLE DEL PESO 6
16001 CUENCA

Teléfono: +34 969234611

 

También puede ponerse en contacto con nosotros utilizando nuestro formulario de contacto.

también en redes sociales